4 lecciones que puedes aprender de un trabajo que no te gusta

En algún momento de tu vida profesional (probablemente al comienzo), es probable que tengas un trabajo que detestas. Siempre puedes aprender de un trabajo que no te gusta.

La carrera profesional, hoy en día, está ligada directamente a la felicidad y la realización personal. Muchas veces, estar contento con el trabajo significa estar feliz con la vida. Esto tiene sus pros y sus contras: la calidad de vida puede decaer en el ejercicio de una función profesional que te hace infeliz; al mismo tiempo, hace que te esfuerces en mejorar y anheles una vacante o un puesto mejor.

La verdad es que, incluso cuando no te gusta tu trabajo, siempre hay cosas que aprender y que pueden ser aplicadas en un puesto mejor, cuando encuentras un trabajo que te haga más feliz. Por eso, hoy presentamos este post donde enumeramos cuatro lecciones que puedes aprender en un empleo que no te gusta:

1. Aprende a reconocer siempre el lado positivo de las cosas

Ya debes de estar cansado de la frase “la vida no es un cuento de hadas” (o de cualquiera de sus variantes). Incluso cuando logres escapar de este trabajo que tanto disgusta, aún tendrás que hacer frente a desafíos y circunstancias adversas con frecuencia en un trabajo mejor. ¡La vida es así!

La ventaja es que ya contarás con experiencia tratando con las adversidades de tu puesto anterior. Aprovecha la oportunidad para entrenar el optimismo, aunque esto signifique sólo deliciosos almuerzos gratuitos o un proyecto en el que estás al mando.

4 lecciones que puedes aprender de un trabajo que no te gusta

2. La importancia del compromiso

Las grandes oportunidades no suceden de la noche a la mañana. Claro que sería mejor dedicarse a la tarea de encontrar otro trabajo, pero las cosas no ocurren siempre en el ritmo y en el orden que las deseas. Ellas llevan tiempo y, si lo piensas bien, puede que tu puesto actual sea tu pasaporte para algo mejor.

¡La paciencia es una virtud! Y la recomendación y los contactos son todo en el mundo profesional.

Por lo tanto, en lugar de hacer todo a la mitad y de mala voluntad, comprométete con la calidad de tu trabajo. El compromiso y la dedicación son cualidades que todos los empleadores admiran.

3. No te desesperes por poco

Cuando estás de mal humor, cualquier cosa puede hacer que pierdas la cabeza. Pequeños detalles que no significarían nada para ti pueden arruinar tu día.

Esto se aplica a tu entorno de trabajo. Aprende a no molestarte con ese compañero que no para de hablar o con el teclado de tu equipo…

Perder el control de tu estado de ánimo por poco sólo servirá para hacerte más infeliz en una posición y un medio ambiente que no colaboran con tu bienestar. Así que, aunque molesta, esta experiencia te está enseñando una lección valiosa: respira hondo y deja que la ira se disipe.

Una lección lleva a otra: el optimismo está conectado a la paciencia, que está ligada al compromiso, que está conectada al aprendizaje, y así sucesivamente.

4. Toda experiencia tiene un valor

Puede ser que tu trabajo no tenga las características que tanto esperabas: un salario justo, el espíritu de equipo, la promesa de subir de cargo, etc. Pero puedes apostar que hay al menos una cosa que es muy importante que esta posición estúpida te está enseñando: lo que NO quieres para tu próximo trabajo.

Todo bien, esta lección no es tan agradable como un salario adecuado y buenos compañeros de trabajo. ¡Pero no te engañes! A veces, la identificación de lo que no quieres, es tan o más importante como saber lo que deseas. Después de todo, esto siempre es más claro y evidente. Puede ser que nunca hayas imaginado las consecuencias de trabajar en un ambiente hostil y ahora, con la experiencia, has aprendido tus límites y sabes lo que no te agrada.

4 lecciones que puedes aprender de un trabajo que no te gusta

Utiliza esta información para tomar sabiamente tus próximas decisiones profesionales. Por lo menos sabes una cosa: el aprendizaje ayudará a evitar caer en la misma situación de nuevo.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com