Cómo promover la salud mental en el trabajo

Para mantener tu salud mental en el trabajo es preciso ser positivo y siempre comunicarte de manera asertiva.

Para promover y desarrollar la salud mental en el entorno de trabajo, es fundamental prestar atención a los siguientes aspectos de tu rutina organizacional: comunicación, capacidad de recuperación y actitudes positivas.

Las personas mentalmente fuertes, generalmente, tienen un de alto nivel de autorrealización en el entorno empresarial, y la mejor manera de medir cómo va tu salud mental es reflexionando sobre cómo se encuentra tu nivel de satisfacción; esto, según la función que ejerces dentro de la empresa, así como tus relaciones con colegas, clientes y directivos.

A continuación, te presentamos algunos consejos para promover la salud mental en tu trabajo:

Ten en cuenta que el autoconocimiento es la clave

Cuanto más el profesional sepa mirarse a sí mismo y reconocer sus propias limitaciones, dificultades, habilidades y puntos positivos, más podrá tener una real dimensión de lo que lo motiva y de las cosas que impiden su desarrollo. Este ejercicio es fundamental para conocer y, así, ir detrás de sus verdaderos objetivos profesionales, evitando desviaciones de la ruta y las pérdidas de tiempo con cosas que no agregan nada a su vida profesional. Recuerda, autoconocimiento y enfoque se encuentran íntimamente relacionados.

Canaliza tu energía en acciones positivas

No gastes tiempo y energía con chismes, quejas y pensamientos negativos. Al centrar tu atención en situaciones desagradables y que no llevan a ningún lugar, puedes terminar dejando de realizar tareas importantes y dejar tu desarrollo en segundo plano.

Sé resistente

La resiliencia es capaz de transformar las situaciones difíciles en retos estimulantes. Los profesionales que tienen esta característica logran mantener el control emocional ante los problemas y saben manejar la presión sin sufrir. Para mantener la salud mental en día, es fundamental tener una actitud positiva y no sufrir con anticipación. Esto además, te evitará sufrir de ansiedad y estrés.

Invierte en una comunicación sin ruido

Comunicarse de forma fluida y asertiva es uno de los pilares para construir una carrera de éxito y evitar desgastes innecesarios. Esto se debe a que las fallas en la comunicación provocan pérdida de tiempo y energía, lo que, sin duda, se reflejará de manera negativa en la productividad y en las relaciones interpersonales.

Sé un profesional positivo

Ser una persona positiva en el ambiente de trabajo abre las puertas, mejora el ambiente y ayuda a la construcción de buenas relaciones con las personas con las que convives diariamente. Ser cortés, estar dispuesto a ayudar, trabajar en equipo y saber influir en los compañeros de forma positiva son actitudes esenciales para garantizar una buena salud mental en el trabajo.

Desarrolla tu Inteligencia Emocional

Para lograr una buena salud mental en el trabajo y en la vida personal, es fundamental tener conciencia de sus emociones y cómo éstas impactan en t rutina y en las relaciones. Así, es posible evitar que los patrones de comportamiento y creencias limitantes interfieran negativamente en tu productividad y, como consecuencia, en tu desarrollo profesional.

 

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com