Horas extras: trabajar demasiado hace tan mal a la salud como fumar

Trabajar en un máximo de 8 horas al día es una rareza en un mundo donde hacer horas extra es admirado por empresas y directivos. Sin embargo, la ciencia condena esta cultura: un estudio conducido por la Universidad de Columbia, en los Estados Unidos, concluyó que trabajar demasiado hace tan mal a la salud como fumar; y créenos, esto realmente es algo preocupante.

La búsqueda supervisó a más de 8 mil trabajadores y concluyó que aquellos que estaban físicamente inactivos por más de 13 horas al día tenían el doble de riesgo de morir prematuramente que los que permanecían sedentarios por 11 horas y media. Por eso, los autores concluyeron que esta mortalidad causada por las largas horas en la oficina es similar a la causada por el humo.

Este estudio cae como una bomba sobre una cultura de admiración del trabajo, en el cual trabajar sólo de las 9h a las 18h se vuelve cada vez más raro. Ya sea debido a las horas extras o a la falta de formalización del trabajo, es común encontrar profesionales que superan este límite con gran frecuencia.

Cuando las horas extras son mortales

Los investigadores de la Universidad de Columbia no están solos. Ya que un grupo de investigadores de la University College London observaron a 85 mil trabajadores – la mayor parte hombres y mujeres de mediana edad – y encontraron una correlación entre trabajar demasiado y tener problemas cardiovasculares, especialmente arritmia o fibrilación auricular – condiciones que aumentan el riesgo de un derrame cerebral en cinco veces.

Por su parte, un estudio de la Australian National University, descubrió recientemente que trabajar más de 39 horas a la semana es un riesgo para la salud – cinco horas menos que el límite establecido por el código de trabajo de un buen número de países alrededor del mundo.

La líder del estudio australiano, la investigadora Dinh Huong, aunque afirma que las mujeres tienen un límite de carga horaria menor: 34 horas, esto se debe a la doble jornada y a la desigualdad en los salarios.Horas extras: trabajar demasiado hace tan mal a la salud como fumar

La jornada de trabajo ideal no tiene horas extras

Según el investigador estadounidense Alex Soojung-Kim Pang, la mayor parte de los empleados hoy en día es productivo por, aproximadamente, cuatro horas por día. El resto de las horas se encuentra llena de preocupaciones y postergación. Por eso, defiende que es perfectamente posible reducir la jornada laboral sin afectar la productividad.

Otros estudios apoyan esta observación. El gobierno sueco, por ejemplo, elaboró un experimento en el que se redujo la jornada de trabajo de enfermeras de casas de descanso a sólo seis horas diarias, pero siguieron recibiendo su sueldo por las ocho horas de trabajo de su contratoo. El resultado fueron menos faltas debido a problemas de salud, menos estrés y un salto en la productividad.

Aunque todos estos estudios hablan sólo sobre el número de horas trabajadas, y no sobre las condiciones del trabajador en este período, ya se conoce que cantidad no significa necesariamente calidad: por lo menos no cuando el asunto es la relación entre la jornada y la productividad en el trabajo.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com